lunes, 25 de octubre de 2010

Dormir

Mitad de la noche,estás dormida, de costado. Me despierto, y me pego a tu espalda,mi nariz busca tu olorcito aunque para llegar a tu cuello tenga que pasar por el bosque de tus rulos. Te rodeo la cintura, te escucho respirar sostenidamente, sin sobresaltos. El sueño quiere alejarme de ese momento y aunque trato de vencerle, no puedo. Me gana, me sobrepasa, me inunda. Pero se que voy a robarle algunos momentos de conciencia más antes del amanecer, momentos en los que pueda capturar lo que se siente dormir a tu lado sin efectivamente dormir...

2 comentarios:

NORMA dijo...

Sí amiga, creo que es uno de los actos más hermosos del amor, dormir pero no dormir al lado de la persona a la que amas...hay que cursi me he vuelto Saudade...je,je...

ROSALIA dijo...

¡Que delicia es dormir así!
Besos a las dos.