domingo, 31 de octubre de 2010

Lo que de ella me queda en el tiempo y la distancia

En el amanecer de todo, es lo que tengo.Todo.Su presencia en el tiempo y su ausencia en la distancia que es el sueño.
Pero en los días-tiempo que cuento, que si son dos se sienten diez, y si son cinco se sienten ochenta, en una progresión caprichosa que solo alcanza su sentido en la dimensión de su no estar, el todo ya no existe.
Me quedan sus labios,su sonrisa forastera de sarcasmos y desprecios, sus abrazos ajenos a la mentira, sus pasos apartados de prisas innecesarias, su corazón incólume a ciertos caprichos tontos de la adultez. Y aunque eso es lo que me queda, y más aún de lo que pueda nunca escribir, es todo lo que me falta.
Falta menos, tres días, o cuarenta, cuento los minutos, cuento el tiempo que no existe.


Contigo en la distancia. Un bolero de esos para bailar en una baldosa


3 comentarios:

yiya dijo...

Me mato lo de para bailar en una baldosa!!! que lindo bailar y asi!!!
Nena que tu espera no te desespere y que pongas en la balanza ese inmeso amor correspondido a la hora de esperar el reencuentro.
beso

Saudade dijo...

Jaja! A eso no lo inventé yo, se lo robé a Topita y ella no sé de donde lo sacó :p
Un beso Yiya y gracias por pasar ;)

NORMA dijo...

Pues el robo fue perfecto porque a mí también me gustó la frasecita...
Un saludito maja.