viernes, 12 de noviembre de 2010

Sensualidad

Percibo el aroma dulzón del aceite en mi espalda, las gotas frías cayendo y fundiéndose rapidamente en el calor de las palmas de tus manos. Tus labios marcando surcos para la próxima siembra, el peso de tus pechos en el arco de mi cintura y tus pezones rozando mi piel con dibujos caprichosos.
Tu respiración, la mía, suspiros.
Y la cosecha lista para la siega.

2 comentarios:

ROSALIA dijo...

Esto es muy sensual Saudade, pero que mucho.
Besos wapa.

Saudade dijo...

Jeje, se hace lo que se puede ;)
Un besote y saludos a Norma!