sábado, 8 de mayo de 2010

Pesadilla

Respiración breve, espasmódica, no puedo despertar. Me muevo en un espacio de negrura que es infinito y asfixiante, me siento atrapada en una gelatina cósmica. Un árbol muerto, luces suspendidas de ninguna parte, un laberinto de lámparas apiladas. Recorro el laberinto, he estado antes, pero no recuerdo el camino. Lámparas antiguas, lámparas modernas, todas encendidas, son las paredes de mi laberinto. Tic-tac-tic-tac-tic-tac...Un reloj, no logro ubicar de dónde proviene el sonido, dentro de mi cabeza, dentro de mi corazón angustiado. Llamo, grito, estiro mi mano al vacío, para encontrar más vacío, y mi mano se pierde en la opacidad. Las bombitas incandescentes están encendidas pero no iluminan, la oscuridad se devora la luz, y la regurgita en una masa informe repitiéndose a si misma, reproduciéndose.
Camino sin pausa, pero parece que es el laberinto pasando a través de mí y no al revés. Y quiero avanzar más rápido pero no puedo, voy como en cámara lenta y mi voz se desdibuja.
Finalmente, llego al centro, a mi Minotauro...una cama, sábanas blancas, un gigantesco reloj color cobre con campanas, de los antiguos.
Se esfuma el laberinto, estoy en mi cama, despierta finalmente, jadeando.



7 comentarios:

NORMA SANTOS dijo...

Huy...un minotauro y jadeando...ja,ja,ja...sospechoso...a Lía tu historia le dará pesadillas...sin minotauro, eso espero...ja,ja,ja.
Ayer leí casi todo tu blog. Tienes una perlas que me encantaron; Cóncavo y cóncavo, mi tesoro...que chulo Saudade. ¿Has oído hablar de la peli habitación en Roma? Me temo que es una historia triste de dos lesbianas que viven su amor durante unas horas en un hotel...si es triste no voy a verla.
Un beso amiga.

ROSALIANM dijo...

Buenos días, aquí son las once y media de la mañana, allí estarás ¿durmiendo?. Menuda pesadilla, ¿qué has hecho para que un minotauro salga de su laberinto y se cuele en tu dormitorio? Cabeza de toro y cuerpo de hombre encerrado en un laberinto para retenerlo. Que angustia de pesadilla. Dicen que los sueños revelan nuestros miedos.
Feliz domingo amiga.

Saudade dijo...

Hola a las dos y buen domingo. En mi sueño no hay ningún Minotauro, es sólo una metáfora para referirme a lo que esconde el centro de mi laberinto. Todos tenemos nuestros Minotauros. Besos y que la pasen muy bien hoy.

ROSALIANM dijo...

Saudade, ya imaginé que era una metáfora, muy acertada y original. Ahora, no sé si Norma se imaginó otra cosa, por ella no respondo, ji,ji ¿Conoces a la escritora Mary Renault? Es muy interesante. He leído una novela suya autobiografica que reseño en mi blog. Te aseguro que te encantará, con tu sensibilidad captarás los matices de esta historia de amor entre dos amigas.
Un beso.

Ursula dijo...

habia leido algo similar en un cuento de borges pero hace mil años ais ke no recuerdo bien!
hermoso eh!
la alegoria me encanta!
kisses

Saudade dijo...

El cuento de Borges se llama El laberinto de Asterión, y es la visión del laberinto a través de los ojos de Asterión (nombre del Minotauro) Mi sueño y relato es mucho más modesto que el cuento de Borges, jeje.
Lía, no he leído nada pero voy a ver si consigo un libro de ella.
Besos

Saudade dijo...

Norma: no conozco esa película, ¿es nueva?