jueves, 1 de julio de 2010

Nos tienen miedo

Aunque la ley del matrimonio homosexual no sea avalada con el voto de los senadores, y que los papeles prolijamente escritos deban descansar en cajones juntando polvo, no es un fracaso.
Fracaso el de los fanáticos que usan adoquines a guisa de cabezas; fracaso el de la Iglesia de la represión, del odio,de la opulencia, colaboracionista de los militares, cómplice de los mayores crímenes de la historia, de la Santa Inquisición, de las Cruzadas, del silencio. Fracaso el de las Iglesias Evangélicas, que tan bien saben lavar cabezas. Fracaso el de los fanáticos.Fracaso el de ellos, pero no nuestro.
Las familias homoparentales van a seguir existiendo, van a seguir formándose, van a seguir amándose y dando vida, y no hay forma de impedirlo. Como dice el matemático en la película Jurassic Park, "la vida encuentra su camino"

2 comentarios:

NORMA SANTOS dijo...

Yo considero que mientras no se acepten nuevas formas de amar, la humanidad entera ha fracasado.
Hola amiga...¿que tal? ¿el trabajo? ¿Topita? ¿la salud?....no, después de la publicidad me contestas....ja,ja,ja...estoy loca, ya lo sé amiga.

ROSALIANM dijo...

Creo que esta vez Norma ha dado en el clavo, con su primera parrafada Saudade, que la otra son desvarios de un viernes y del cansancio, imagino.
Un beso amiga