domingo, 25 de julio de 2010

Domingo

Domingo...domingo es un adjetivo, una cualidad que se le imprime a este día de la semana previo al lunes. Un día que siempre aparece como visto a través de unos lentes de cristalles amarillentos, como un filtro de fotografía antiguo. Me recuerda a unos lentes que tenía cuando era chica, de plástico amarillo, y cuando miraba a través de ellos el mundo entero parecía padecer de ictericia.
Domingo es un preludio desafinado y ominoso de la semana de trabajo, ejecutado con violines destemplados y con un ventarrón quejoso como director.
Y es domingo cuando más te extraño o extrañarte es domingo... Es el punto cúlmine de mi paciencia de no verte, el pico en mi tolerancia de añorarte. El lunes, con el trabajo comienza la cura, la distracción y me acerca al momento de verte. Porque ya no puedo pensar en mí fuera de tus brazos. Porque sonrío al recordarte, aunque esté sola, aunque esté en una habitación llena de gente. Y yo no sonrío facilmente, no me dieron ese don cuando nací.
Y la falta de tus besos es domingo, la necesidad de tu boca también, porque no he encontrado en mi vida más verdad en mí misma y sentido en el mundo que cuando, abrazándote, mis labios buscan los tuyos, encontrando a la vez unidad. Y cuando más me hacen falta, es domingo, por eso es domingo la falta de tus besos (que es como decir que es horrible o insoportable o angustiante, todo aunado dentro de la palabra domingo que es a partir de ahora, un adjetivo en mi vocabulario)
Este día es domingo con todas las de la ley.

Un tango de domingo o tango domingo

Ninguna-Tango-Liliana Felipe by troubledmind

3 comentarios:

NORMA SANTOS dijo...

¿No sonríes fácilmente? Eres seria...no lo hubiera dicho amiga.
Los domingos son muy malos en la distancia...muy duros. Ya queda menos Saudade.
Un besazo.
Me voy a escuchar tu tango.

ROSALIA dijo...

¿Has visto lo que hace Norma siempre? Primero comenta y luego mira el vídeo o escucha la canción. Y encima te lo dice. Me cuesta creer que no seas de sonrisa fácil, te imagino como a Norma, risueña, feliz, positiva y muy alegre.
Seguro que eres simpatiquísima.
Un beso amiga.

Saudade dijo...

Hola Lía! En eso no me parezco a Norma, la verdad es que soy muy seria, casi nunca me río, de verdad, y no es que sea antipática, por ahí soy demasiado distante con la gente. Un besote y gracias por pasar a las dos.
Espero que haya gustado el tango Norma! El orden de los factores no altera el producto :p