domingo, 18 de julio de 2010

¡Sorpresa!

El día viernes, sin avisarle, fui a visitar a mi amor. Por supuesto, fue una sorpresa. Hacía mucho tiempo que no nos veíamos, más de dos semanas. Hablamos por teléfono cuando ella salió de su trabajo y yo procuraba, disimuladamente, hacer que no se demorara en ningún lado. Pero sin decirme, había pasado de camino por el supermercados que está a la vuelta de su edificio. Con la excusa de que la comunicación se cortaba cuando se acercaba a las heladeras (cosa que es totalmente cierta además) me puse mi abrigo, bajé rapidamente y fui a su encuentro. Ahí la busqué, estaba haciendo cola, mirando para otro lado...yo me acerqué y me apoyé en su carrito de compras...y les aseguro que pasó demasiado tiempo hasta que se dio cuenta de que era yo quien estaba ahí. Después de saludarnos, se acordó del estado calamitoso de su departamento, cosa que yo no noté porque me parece de lo más normal (yo soy especialmente desordenada) y empezó a ponerse colorada y le dio vergüenza. En fin, entre algunas peripecias volvimos al departamento, yo ya había pedido sushi, estaba riquísimo por cierto. Disfrutamos de esa comida juntas, viendo la película "A prayer for Bobby".Pasados un fotograma y medio del inicio de la película, mi amor ya empezó a moquear, y cuando nos metimos en la cama para seguir viéndola más cómodas, ya temía yo que se deshidratase (me gusta esa parte tan sensible de ella) Por supuesto, después disfrutamos de otras cosas que no vienen al caso referirse ahora.
El sábado nos levantamos temprano...al menos eso tratamos. Desayunamos lo que habíamos comprado para tal fin la noche anterior, y salimos. Caminamos mucho, entre la gente, bajo el frío horrible que hacía, pero no me importaba, no nos importaba. Estábamos juntas y podíamos hacer algo que casi nunca hacemos.
Luego se vino el almuerzo y más caminata, plazas, artesanos, caminamos hasta media tarde, cuando ya el frío y la necesidad de calor humano se hicieron insoportables. Volvimos al departamento, comimos algo, nos metimos a la cama, más películas y mimos, hasta que se hizo la hora en que debía subirme al colectivo (autobús)para volver a casa.
Fue un día maravilloso y sé que cuando estemos aún más juntas, todos los días serán así. Cosas buenas, cosas no tan buenas, pero siempre maravillosa la vida a su lado.

6 comentarios:

yiya dijo...

Que lindo!!!!!!!!!!!!esas sorpresas son unicas, que bueno que fuiste!! (digo por las varices en el cerebro) jajaja besos

Saudade dijo...

Sí, las várices en el cerebro no son buenas, al igual que en las piernas, no son estéticas, jajaja!
La verdad es que fue muy bueno y me la pasé muy bien y creo que Topita igual. Un beso Yiya, nos estamos viendo.

NORMA SANTOS dijo...

Eso de meterte en la cama con ella para estar más cómoda viendo la peli...je,je,je...ya lo captas Saudade lo que estoy pensando. No, si en la cama se está muy bien, dímelo a mi que desde el viernes no me he movido con la dichosa pierna. Hayyyyy cuando amor se respira en este bonito blog.
Un besote chula.

Ana dijo...

vas a la deriva leyendo leyendo y aqui estoy, he de decir enhorabuena por tus letras, y gracias por compartirlas,voy a pedir un deseo..... que puedas estar aún más cerca de ti y de tu amor y un trabajo un poco más saludable para tu persona y si tengo que elegir solo un deseo entonces pido...ummmm mejor lo pides tu vale? aunque yo creo que pensaremos el mismo,cierra los ojos,concéntrate y allá va:::::
mucha suerte lindo ser.
Ana
probablemente me pierda de nuevo a la deriva de los blogs a veces vuelvo,lo dejo en el ir y venir.Lo dejo en el destino cibernético si de alguna manera eso existe.
A las comentaristas,Norma-Rosalia suerte en la odisea de una pierna rota,de 4 a 6 semanas de escayola la rehabilitación se lleva mejor,será un buen reto de pareja, mis ánimos a las 2.

Saudade dijo...

Norma: yo jamás haría algo así con fines ulteriores! Jejejeje! (acuerdate que Topita lee mi blog, tengo que mantener mi imagen)Cuenta como te ha ido con la pierna, besos para las dos.
Ana, gracias por pasar y comentar.

NORMA SANTOS dijo...

Ana, gracias por tus palabras tan chulas maja.
Saudade...ja,ja, tú eres como yo...no disimules. Mi pierna sudando, aqui estamos cada día a unos 38 grados así que imaginate pero aprovecho para realizar un proyecto que hace tiempo quería hacer.
Un abrazo y gracias por tu interés maja.