martes, 27 de abril de 2010

Besos

Yo te enseñe a besar: los besos fríos
son de impasible corazón de roca,
yo te enseñé a besar con besos míos
inventados por mí, para tu boca.

(Gabriela Mistral)

Los besos, qué buen invento. Deberían venderse envasados y poderse comprar a granel. Pero un beso comprado no tiene el sabor de un beso robado. No sé ustedes, pero lo que más disfruto de estar enamorada y en la intimidad con mi mujer son los besos. Sus labios me seducen, sentir el calor de su aliento en mi propia boca, y esa energía que se genera en la boca extenderse a todas partes del cuerpo...
Llega otro miércoles, voy a descansar con ella entre mis brazos. No hay rutina, solo suena el preludio para el momento en que ya no tenga que partir.
Es tarde, necesito dormir, disculpen ustedes el poco interés de este post. Con la mente fresca mañana, seguro que voy a escribir algo igual de peorcito que lo de antes y no tan pero tan peor como este.
(De acuerdo a la sugerencia de la Subinspectora, Topita me espera con un arsenal de perversiones, lista para castigarme)

2 comentarios:

NORMA SANTOS dijo...

ja,ja,ja...disfruta amiga de tu amor, disfrutad ambas. Estoy de acuerdo contigo con los besos.
Un abrazo amiga.

ROSALIANM dijo...

Entonces hoy vas a estar muy ocupada. Shhhhhhiiiii...no haremos ruido para no molestarte.
Un abrazo amiga.
Otro para Topita. Seguro que de besos iréis bien surtidas.