domingo, 25 de abril de 2010

No me alcanzó para la oda

Esto no es nada más que un rebelarme contra el día de trabajo que me espera mañana.
Mala poesía, nunca pude hacer un soneto decente (bueno, este tampoco es decente pero en dos sentidos) No me encuentro ritmicamente en la métrica del soneto.

La tijera (soneto)

Una tijera sin filo no corta,
decía María por experiencia,
y para demostrar toda su ciencia,
atacó con cizallas la torta.

La pierna más allá, si no te importa,
esta es pirueta de mucha exigencia,
si me acalambro te ruego indulgencia,
la cintura a menudo no soporta.

A la recta final ya voy entrando,
de esta carrera tan resbalosa,
con ágil bamboleo voy llegando.

La herramienta quedó muy pegajosa,
se quejó María, confesando,
y las tijeras ¡tan libidinosas!


4 comentarios:

NORMA SANTOS dijo...

ja,ja,ja,,te ha quedado graciosa y con doble sentido...o yo lo he visto así. No te quejes que a mí me salen los "te quieros" torpes y las picardías extrañas.
un besote.
Feliz día...

Saudade dijo...

Pues sí, que tiene doble sentido, no entendiste mal. Me acabo de despertar y no tengo mucha cabeza para responder, jaja, que pases un buen día Norma, y hago extensivo mi saludo a la Sra. Rosalia. Besos

ROSALIANM dijo...

¿Por qué me parece tan erótica esa imagen de las dos tijeras? La oda te quedó divertida y picante.
Un beso.
Por cierto; ¿Allí es de noche ahora o empieza el día?

Saudade dijo...

Rosalia, hay 5 horas de diferencia, resta 5 a la hora de allá y te da la hora de acá. Beso y saludote.