jueves, 29 de abril de 2010

Cuando el diablo mete la cola II

MiércoLes...fuimos a cenar, a un lindo restaurante que frecuentamos, que está pensado para extranjeros y que también se llena de parejas lesbianas. Volvimos caminando, queda muy cerca de su departamento, caminando muy decorosamente, nada de andar de la mano ni besitos furtivos. Pero ella me miraba con esa mirada que amo tanto, cuando se pone seductora y le brotan las ganas por los poros...Y yo me derrito, imagínense. Llegamos al departamento, el tiempo transcurrido para que el ascensor recorriera seis pisos lo pasamos a los besos descarados mezclados con manoseos quasi impúdicos. Entramos al departamento, seguimos con la misma línea de pensamiento, discutiendo acaloradamente, cada una defendiendo su punto de vista ferreamente, hasta que todo se transformó en batalla campal en posición horizontal...Y ahí fue cuando se apareció el diablito con sus cuernitos y su tridente y me dio el toque final. Me subió la fiebre, pero la fiebre de verdad, esa que viene con las enfermedades, y no hubo posibilidad de llegar a ninguna síntesis en nuestra dialéctica. Es que yo estaba (y estoy) con una especie de laringitis que no me deja hablar normalmente y fue ese el momento que eligió la enfermedad para dar su tarjeta de presentación. De más está decir que pasé una noche de fiebre y quejas por el dolor de garganta y oídos.
Por la mañana, aliviada la fiebre y con la luz del sol, todo tuvo otro color, olor y sabor.


Para seguir con esto de ilustrar con música mis posts, las dejo con otra obra de Liliana Felipe, disculpen si hay demasiado de ella, pero la descubrí recientemente y tengo su repertorio muy presente.

06 La Cumbia Del Diablo by troubledmind

2 comentarios:

NORMA SANTOS dijo...

Me cachis...que cosa más inoportuna amiga.Te iba a decir que suele pasar pero no sé...ja,ja,ja...mira que ponerse malita...Cuidate preciosa que las laringitis son un fastidio.
Un abrazo amiga y feliz viernes.

ROSALIANM dijo...

Pobrecita, que mala suerte. Aunque recuperaste el tiempo perdido. Da rabia cuando ves poco a tu pareja pero a veces hay cosas que se escapa. Cuida esa laringitis.
Un besito.